16.2.12

La biografia de Roberto Gomez Bolaños, Chespirito: Estreno 21/02/12 Bio, The Biography Channel

Rindiendo tributo a Roberto Gómez Bolaños

BIO™ ESTRENA EN EXCLUSIVA PARA LATINOAMÉRICA

LA BIOGRAFÍA DE CHESPIRITO

Nueva producción original de BIO revela cómo nunca antes la vida del gran actor, comediante y escritor mexicano Roberto Gómez Bolaños

Rindiendo homenaje a uno de los grandes íconos latinoamericanos el mismo día de su 83° cumpleaños, BIO estrena el martes 21 de febrero la biografía de Roberto Gómez Bolaños, actor y escritor mexicano mejor conocido como Chespirito, apodo con el que se le conoce debido a su estatura y por el talento para escribir historias que asemejaban a las de Shakespeare.

"Ningún otro artista en América Latina ha atravesado tantas fronteras y generaciones como Roberto Gómez Bolaños. Queremos agradecer profundamente al Sr. Bolaños y a todo su entorno profesional y familiar por abrirnos las puertas de los momentos más significativos de su carrera, de sus afectos y de su historia de vida, que sin dudas es fascinante e inspiradora. Esta producción es un merecido homenaje que brindará una perspectiva única sobre una figura inigualable del mundo del espectáculo," comentó Miguel Brailovsky, Vicepresidente Sénior de Programación y Producción de BIO ™.

A lo largo de su exitosa carrera, Roberto Gómez Bolaños creó los guiones para los dos programas de mayor audiencia en la televisión mexicana. De Chespirito nacen los personajes de El Chapulín Colorado y El Chavo del Ocho, los cuales conquistaron a los televidentes de todo el continente.

"Esta biografía representa exactamente lo que es nuestro canal: ¡ BIO es vidas que inspiran! La vida y obra del Roberto Gomez Bolaños es un orgullo latinoamericano y una fuente inigualable de inspiración," agregó Cesar Sabroso, Vicepresidente Sénior de Mercadeo de A&E Ole Networks.

Para el año de 1973, sus programas eran un éxito internacional y se transmitían en América Latina, colocándolo en el primer lugar de audiencia y popularidad, además de gran trascendencia de sus personajes, los cuales crearon moda y millones de seguidores como fueron: El Chapulín Colorado, El Chavo del 8, La Chilindrina, Don Ramón, Doña Florinda y Kiko, entre muchos más. El programa de Chespirito se transmitió por más de 25 años ininterrumpidos a todos los hogares mexicanos y actualmente se sigue transmitiendo en toda Latinoamérica y España, por lo que Roberto Gomez Bolaños es toda una institución de la televisión hispana.

Son incontables los logros obtenidos en la carrera artística de Chespirito, incluyendo el haber llenado dos veces el estadio de futbol en Santiago de Chile con el Show de Chespirito, el Madison Square Garden de Nueva York en 1983 y el escenario de la Quinta Vergara desbordado por los fanáticos que querían conocerlo.

En este especial exclusivo de BIO no sólo se mostrará el legado de este gran artista, sino también su lado humano.

"Mi característica principal fue el miedo. Siempre desde niño me daba miedo. Recuerdo que de jovencillo me daba miedo asomarme debajo de la cama porque pensaba que había un diablo o algo así, y de mayor era peor por eso era peleonero, por miedo," confiesa en Roberto Gomez Bolaños su biografía.

A pesar de todos sus éxitos, este grande del entretenimiento continúa haciendo lo que más que le gusta en la vida: leer, escribir, y más recientemente compartir con sus fanáticos a través de su cuenta de Twitter, la cual ya alcanza más de 2 millones de seguidores.

Con conmovedores testimonios de sus seres más cercanos y un entrevista personal con Roberto Gomez Bolaños, esta biografía exclusiva de BIO mostrará un lado íntimo y nunca antes visto de este querido ídolo de la televisión hispana.

  • ENTREVISTADOS


· Javier Lopez "Chabelo", Actor

· Graciela Gomez Fernandez, Hija

· Vicente Leñero, Escritor

· Graciela Fernandez, Ex-esposa

· Jose Luis Ramirez, Amigo

· Roberto Gomez Fernandez, Hijo

· Teresa Gomez Fernandez, Hija

· Paulina Gomez Fernandez, Hija

· Cecilia Gomez Fernandez, Hija

· Marcela Gomez Fernandez, Hija

· Andres Bustamante, Actor

· Fernando Perez Gavilan, Productor

· Ruben Aguirre, Actor

· Edgar Vivar, Actor

· Heriberto Lopez de Anda, Televisa

· Pepe Baston, Televisa


ESTRENO

MARTES 21 FEBRERO

MEX-ARG

21 horas

PERU

22 horas

VENEZUELA

22:30 horas

CHILE

21 horas

  • CHESPIRITO - BIOGRAFIA

Roberto Gómez Bolaños, "Chespirito". Escritor, actor, director y comediante de la televisión mexicana, es considerado el más exitoso creador de programas y personajes cómicos de su país, los que han trascendido todas las fronteras."El Chavo" es su más exitosa creación, y lleva 40 años ininterrumpidos al aire, conquistando audiencias televisivas en más de 90 países, y habiendo sido doblado a más de 50 idiomas. Otra de sus creaciones, "El Chapulín Colorado" se convirtió en un icono que desplazó de las pantallas latinoamericanas a los superhéroes de la cultura norteamericana.

Creador de un humor universal sin fronteras, triunfador en el cine y el teatro, donde obtuvo records de taquilla. En la radio y en la televisión, sus programas alcanzaron los más altos niveles de audiencia.

Roberto Gómez Bolaños, un hombre que triunfó como artista y como ser humano, cuyo mayor reconocimiento es la respuesta y cariño de millones de personas en todo el mundo, que idolatran sus programas y sus personajes, y de su familia, quien lo admira y respeta como hombre.

Roberto Gómez Bolaños, es el segundo hijo de una familia de clase media. Nacido el 21 de febrero de 1929 en la ciudad de México.

El padre de Roberto era Francisco Gómez Linares, un hombre talentoso, aficionado a la pintura, al teatro, la música y la declamación. Un pintor que llegó a ser un prestigioso ilustrador y retratista. Un hombre bohemio, cuyo ritmo de vida social provocó su temprana muerte a causa de un derrame cerebral, cuando su hijo Roberto apenas contaba con seis años de edad. Lejos de una herencia, o al menos de su tranquilidad, Francisco Gómez había partido dejando deudas y sorpresas a la familia.

A consecuencia de la muerte de su esposo, la madre de Roberto se abocó a la ardua labor de criar a sus tres niños en soledad, realizando trabajos de todo tipo, con una fuerza emprendedora que condicionaría del mundo que Roberto tendría.

La corta estatura de Roberto y el entrañable miedo que luego reproduciría en muchos de los personajes interpretados por él, llevaban a Roberto a liarse a golpes desde muy pequeño, y vencer a niños más grandes. Su habilidad con los puños lo llevaron a practicar el boxeo, actividad que realizó durante años a escondidas de su madre.

Otra de las habilidades de Roberto fue el fútbol, donde llegó a brillar como jugador amateur.

Ya en la adolescencia, su carisma, su natural destreza física y las múltiples artes en las que ya se involucraba, como la música, la pintura y la escritura, lo llevaron inmediatamente a convertirse en líder de una pandilla de barrio, en el México de los 40.

Su popularidad en el barrio lo había hecho famoso entre las jóvenes, quienes lo solicitaban recurrentemente. Así conoció a su primera esposa Graciela Fernandez.

Al momento de elegir una carrera profesional, la destreza para el dibujo y la facilidad para la matemática, llevaron al joven Roberto a decidirse por la Ingeniería.

Sin embargo, sus bajas calificaciones y un trabajo en el que comenzaba a vislumbrar el monótono futuro de su profesión, lo llevaron a replantearse su carrea. Una mañana, un anuncio en el diario captó su atención. Solicitaban aprendices para trabajar en radio y televisión. Esa misma mañana, Roberto acudía a la agencia de publicidad Darcyl, para encontrar una fila muy larga, donde estaban formados todos aquellos que aspiraban al puesto de productor.

El trabajo de la agencia fascinó al joven Roberto. Allí se produjo una revelación para él, que iría develando en los años siguientes. La contundencia del lenguaje publicitario y el potencial de la utilización de las frases cortas y repetitivas para el impacto masivo.

Y empezó a escribir hasta 12 horas al días. Escribía mucho. En los carteles o en los jingles que componía, Roberto se distinguía por su peculiar e intrépido sentido del humor. Poco después su jefe lo asignaba para escribir sus primeros libretos para la radio, para Viruta y Capulina.

Sin conocerlos personalmente, el joven Gomez Bolaños escribió su primer libreto. El impacto fue inmediato, que de los 15 minutos que tenia el programa lo aumentaron enseguida a media hora, logrando el primer lugar en radio.

Viendo el potencial de la combinación de la escritura de Roberto Gómez Bolaños y el carisma de la dupla cómica, la marca patrocinadora se propuso reproducir el mismo en el esquema naciente: la televisión. Este sería el trampolín que impulsaría a Roberto hacia la fama; lo llevaría a descubrir otro de sus múltiples talentos: la actuación.

Roberto Gómez Bolaños, había alcanzado la fama como escritor para los programas de radio de Viruta y Capulina, y ahora llegando al medio televisivo, se abrirían nuevas posibilidades y también nuevos retos.

Este novedoso formato, Cómicos y Canciones, disparó la imagen del dúo, iniciando una sociedad entre los actores y el escritor, que llevaría a Viruta y Capulina a la cima de la fama de los años 50 en México.

El amor que unía a Roberto y su mujer Graciela Fernandez pronto dio sus frutos. Cinco mujeres y un varón alegrarían la nueva casa, donde Roberto descubriría otro de sus matices: el arte de ser un cariñoso papá.

Cómicos y Canciones, fue un ámbito de exploración para el inquieto y creativo Roberto, donde su afán artístico se incrementó. Pronto sentiría la necesidad de la actuación. Comenzó entonces a interpretar pequeños papeles donde sobresalía por sus ágiles brincos y caídas, producto de la práctica deportiva.

Con Viruta y Capulina, Roberto también incursionaría en el cine en 1958, como adaptador de la película "Los Legionarios" del director Agustín P. Delgado quien lo bautizo como el pequeño Shakespeare. La película fue todo un éxito y las consecuencias inmediatas.

Al mismo tiempo, Gómez Bolaños seguía siendo el escritor de televisión con más éxito.

La repetición de un esquema donde uno solo era el personaje que hacía reír, le parecía a Roberto una idea ya caduca. Él proponía una nueva forma de hacer humor, que poco a poco llevaría a el perfeccionamiento.

Incluso cuando Capulina comenzó a sentirse incómodo por la actuación de Chespirito, Roberto aceptó retirarse de la pantalla con la condición de que su crédito como escritor en la salida del programa fuera del mismo tamaño que del protagonista. La importancia de la presencia de Gómez Bolaños como fórmula del éxito se hacía más contundente e imprescindible. La tensión llegó a su punto límite y Roberto G. Bolaños renunció definitivamente a seguir escribiendo para Capulina en 1968.Después de 15 años de una prolífica sociedad artística, vendrían tiempos de incertidumbre en la profesión y en la vida privada para el naciente Chespirito.

En medio de una crisis creativa y un incierto futuro laboral, Roberto recibe una terrible noticia. La madre de Chespirito, Elsa, moría de un fulminante cáncer de páncreas.

Por esos años, comenzaba a operar el canal 8 de la empresa Televisión Independiente de México, TIM, donde fue invitado a colaborar. Chespirito propuso una serie que él escribió, y después de un largo casting de actores, acabó por protagonizar. Era el ciudadano Gómez. Pero no pegó el programa. A pesar del fracaso de "El ciudadano Gómez", el mismo canal le encarga a Chespirito la creación de dos segmentos de diez minutos para el programa "Sábados de la Fortuna" escribiendo lo que él quisiera..

Allí, comenzaban a perfilarse los primeros personajes y actores de Chespirito, que trascenderían años después. El profesor Girafales, interpretado por Rubén Aguirre, el Ingeniebro tirado al Anís, actuado por Ramón Valdés y el Dr. Chapatín, que hacía el mismo Roberto. El nuevo programa "La Mesa Cuadrada" a cargo de Chespirito, inició el lunes 14 de octubre de 1970 en horario estelar, a las ocho de la noche.

El programa escaló rápidamente en la audiencia, convirtiendo a todo su elenco en personajes públicos. Sin apenas darse cuenta, la vida de Chespirito comenzaba a cambiar.

A pesar de la popularidad, Chespirito no se durmió en los laureles, su creatividad era floreciente, y estaba a punto de crear el personaje que lo catapultaría a la fama internacional.

Tras los sucesivos éxitos en radio y televisión, Chespirito había obtenido su propio programa semanal. La necesidad de crear nuevos sketch lo impulsaría a crear el personaje que lo haría famoso en todo el mundo.

Pero quizá el mayor acierto del Chapulín Colorado, fue su acierto de dichos y frases que de inmediato la gente incorporó en su lenguaje cotidiano. Primero en México y luego en todo el continente Americano.

La repentina partida temporal de Rubén Aguirre, obligó a Chespirito a inventar un nuevo sketch que sustituyera al dueto de "Los Loquitos" con un nuevo personaje. Un niño pobre, tierno y rompecorazones que interpretaría el mismo.

Sin proponérselo, Roberto G. Bolaños creó con El Chavo del 8, un fenómeno de profundas raíces sociales que se extendió como reguero de pólvora por toda Latinoamérica. Es el típico niño con necesidades que puedas encontrar en cualquier comunidad.

Con el Chavo del 8, llamado así por el canal 8 donde estaba al aire, Chespirito también logró una de sus principales propuestas en la comicidad televisiva, la retroalimentación de un grupo de actores, donde todos participaban en igual nivel, generando un impacto profundo sobre el espectador.

La escritura y la actuación comenzaban a ser insuficientes en el proceso creativo. La visión periférica de Roberto G. Bolaños, el medio audiovisual, pronto lo llevó a tener el control de sus producciones también como director.

Como el padre cariñoso y cercano a su familia que siempre había sido, Chespirito podía observar las actitudes y juegos de sus hijos, los que fue imprimiendo y eternizando en la memoria del público a través de sus entrañables personajes.

La popularidad del programa comenzaba a inquietar a la competencia y Roberto es tentado a cambiarse de televisora. Emilio Azcárraga mismo, dueño de Telesistema Méxicano, le ofrece una suma escandalosa pero Roberto tenía un contrato.

Finalmente, Azcárraga no se vería obligado a esperar a que Chespirito cumpliera su contrato, pues Telesistema Mexicano y TIM se fusionaron para componer la poderosa Televisa.

Los programas de Chespirito pasarían en idéntico horario de canal 8 a canal 2, manteniendo su primer lugar en audiencia, y El Chavo perdería su apellido "Del 8". Este hecho fundamental abriría para Televisa el mercado internacional.

Guatemala fue el primer país en comprar la serie, y Ecuador el primero en Sudamérica, con excepción de Cuba, vendrían en cascada el resto de los países del continente, incluyendo los Estados Unidos. Sus programas fueron doblados a más de 50 idiomas y triunfó en naciones muy lejanas y diversas culturalmente, como China, Japón, Italia y Angola, entre muchas otras.

Finalmente la fama se desbordó, los programas televisivos no eran suficientes, la gente necesitaba ver a Chespirito en vivo y en directo. Comenzaron entonces las giras, primero por ciudades del interior de México.

La creciente popularidad del programa en el extranjero, llevó a las giras internacionales. Cuanto más hacia el sur del continente se extendían, más desbordantes eran las multitudes. Sin embargo, al tiempo que la fama llegaba a la vida de Chespirito, su matrimonio entraba en un franco declive.

La vida de Roberto comenzaba a cambiar, al tiempo que los viajes de trabajo, lejos de la familia se hacían más frecuentes y prolongados, la difusión de sus programas lo habían convertido en una figura pública, requerida en todos los países de Latinoamérica.

Sin embargo, en el apogeo del trabajo y la popularidad mundial, la distancia del hogar y las tentaciones de la fama, comenzaron a generar distanciamientos entre Roberto y Graciela. Poco después del divorcio, Chespirito haría público un romance con una integrante de su grupo de actores, Florinda Mesa. Esta relación le daría a Roberto un nuevo aire, que se traduciría en un poderoso impulso a su creatividad. Desde que la fama lo tenía atrapado con sus programas y giras, Chespirito había hecho a un lado el cine, pero ahora Televisa quería aprovechar su popularidad para lanzar una película. Sin embargo, Gómez Bolaños se negó a hacer cualquier film en torno al Chapulín Colorado o al Chavo, sorprendiendo a todo su público al dar rienda suelta a su pasión por el fútbol con "El Chanfle" donde todos sus actores interpretaban papeles totalmente distintos a los de la pantalla chica. El éxito fue instantáneo e inmediatamente siguieron las películas "Charrito", "El Chanfle 2" y "Don Ratón y Don Ratero", escritas, dirigidas y actuadas también por él.

Las consecuencias de la fama no se hicieron esperar en los actores del elenco. Pronto, muchos de ellos, embriagados por las mieles del éxito, comenzaron a desertar del programa. Entre ellos, Carlos Villagrán, "Kiko". Otros miembros del elenco fueron muriendo durante los años que se extendió el programa, como el Chato Padilla y Angelines Fernández (La Bruja el 78), pero sin duda la pérdida irreparable más sentida fue la de Ramón Valdez (Don Ramón), quien moriría a causa de un cáncer de estómago, consecuencia de sus años de excesos.

Mientras tanto, gracias al impulso de Florinda Mesa, Chespirito estaba a punto de tomar revancha con el teatro. Un pendiente en su lista de éxitos. La obra "11 y 12", el mayor éxito en la historia del teatro mexicano, acumuló más de 3200 representaciones, contando giras y temporadas cortas por México y el extranjero.

La obra "11 y 12" también sirvió a Chespirito como un decoroso barco de partida, donde permanecería visible para el público y la prensa, ante el sorpresivo final de sus programas de televisión. Televisa, para sorpresa de todos, había tomado la decisión de cambiar el programa de su horario habitual faltando 12 dias para cumplir sus 25 años. El sueño comenzaba a acabar para Chespirito.

Chespirito decidió dar por terminado el programa. En su opinión, "El Chavo" y "El Chapulín Colorado" debían descansar antes de que dieran lástima. A sus 66 años, ya no le era posible hacer las mismas caídas y piruetas, además de que cada vez eran más notorias las ausencias de su elenco.

Desde la venta internacional, 25 años antes, siempre han habido al menos 10 países donde se siguen proyectando las repeticiones del Chavo y del Chapulín Colorado, lo cual significa un récord mundial de 40 años ininterrumpidos de seguir al aire.

Además de grabar 3 discos con las voces de su elenco y canciones de su autoría, Chespirito ha escrito 3 libros. El legado de Chespirito es inmenso, su acervo creativo es de un hombre renacentista y aun así, su mayor cosecha es la de la gente que ha cautivado en su entorno. Un creador incansable que aprovechó los últimos destellos de la radio, el nacimiento de la televisión y el auge del cine mexicano, para hacer una comedia universal. Un humor blanco y para todas las edades.

Un pilar indiscutible de la televisión mexicana, que abrió las puertas del mercado internacional, imponiendo con sus géneros y formatos una escuela de la comicidad y de la buena escritura. Además de la televisión, Roberto Gomez Bolaños logró en el cine y el teatro mexicano marcas históricas de taquilla aunque jamás obtuvo premio alguna de la crítica mexicana.

Para Chespirito, el único premio buscado y obtenido a través de sus programas, obras y películas es la respuesta y el cariño del público.

Hablando de su padre que fallece cuando el era muy chico:

-No vino nunca...pero quería yo que llegara...y luego en toda mi vida he seguido soñándolo y que nos encontramos, platicamos, y me dice, pero me tengo que ir ya...y se va.

-Cuando se casó mi mamá, había sucedido como en las películas: Si había alguien que se oponga a este matrimonio que lo diga ahora o calle para siempre. Pues entró una señora y dijo: "yo me opongo". Consternación en la Iglesia. "¿Por qué?!" "Porque este niño es hijo de él"....y era cierto. Después, cuando murió mi papá, volvió a ir la señora y dijo: "Algo me debe de haber dejado a mí, quiero compartirlo" y mi mamá le dijo: "Encantada, lo que dejó fueron deudas a granel"

Hablando de su madre:

- Pintaba, escribía, ella fue para nosotros mamá, papá, hermana, nana, cuidadora, profesora, maestra, todo.

Hablando del futbol que de chico era muy habilidoso:

- Era muy aburrido, porque lo único que sabía hacer era meta y meta goles todo el tiempo. La ventaja en el fútbol es para el bajo, porque el juego es al ras del suelo y están ahí cerca.

Anécdota cuando de joven bautizo el mismo a una calles Roberto Gomez:

Arranqué la placa, que eran azules con letras blancas, la pinté toda de azul y le puse calle Roberto Gómez y duró un tiempo allí. Llegó una persona y nos decía por ejemplo : ¿Dónde está la calle de Nicolás San Juan?" "Mire, se va aquí todo por Roberto Gómez y tres cuadras para allá" "Por dónde?..ah! se llama de otro modo?" "Sí, pero ya ve que le andan cambiando los nombres a todo"

Anécdota cuando vio anuncio en diario que buscaban personas para radio y tv

- El Gerente me dijo : "Cómo anda de rápido para escribir a máquina?" y le dije :"Pues, la verdad? los dos últimos años no he tocado una máquina" "Bueno, no importa". Eran los dos últimos y todos los anteriores porque nunca había tocado una máquina".

- Yo siempre he querido trabajar en eso, y me fascinó. Cuando dije: "sí, esto sí lo quiero hacer" es como dije hace rato, me puse a superar todo, a saber escribir realmente.

- Me dijeron: "Podrías escribir algo para Viruta y Capulina?" y yo pregunté: "Quienes son esas señoras?" me sonaba...Viruta y Capulina a mujeres. "No, están en la W, en la estación" Fui a verlos y después de eso empecé a escribirles a todos los comediantes.

El programa de radio era de quince minutos, empecé a escribirlo y antes de un mes dijeron "hay que aumentarlo a media hora" Aumentaron a media hora, primer lugar en radio.

Vivíamos muy discretamente, tenía un sueldo pequeñísimo, pero tampoco lo resentíamos demasiado. Era un departamento muy pequeñito.

La primera vez que yo actué en un programa ya tenía 29 años, y fue porque faltó un actor. Los programas eran en vivo y lo saqué y me dijeron "Oye! Lo hiciste muy bien! por qué no haces más?" y seguí haciendo papelitos.

- Yo daba todo lo que podía, escribiendo, actuando, dirigiendo. Cuando dirigí me dijeron : - "Tú eres el director del programa?"

-"Yo?"

-"Pero como no si yo te he visto!"

-"Nonono yo sólo les digo como tienen que hacerlo" "

-"Pues eso es dirigir!"

"Ahhh de veras?"

- Porque era un diminutivo de Shakespeare. El decía que yo escribía muy bien, me decía que era un Shakespeare pequeño. Primero lo decía él y su gente a su alrededor "Shakespirito", así muy agringado. Me empezaron a decir así y lo que yo hice fue castellanizarlo un poco...Chespirito.

- Vendí como 50 guiones para muchos actores famosos que los recuerdo con mucho cariño. La mayoría de las veces comedias aunque algunas veces escribí dramas.

- Escribía yo los dos programas que se disputaban el primer lugar del rating que era Cómicos y Canciones y el Estudio de Pedro Vargas.

- Yo seguí actuando con Capulina en dos películas que escribí pero se molestó porque en una de ellas, aunque sea un papelito así de chiquito, el staff me aplaudía y ahí hubo algo y nos separamos.

Mi mamá nunca vio a El Chavo, nunca vio al Chapulín Colorado. Me estimula un poquito el saber todo lo que hizo por mí, a pesar de no haber tenido esa recompensa, el haber significado ver a su hijo triunfar, porque iba yo ascendiendo.

El valor no consiste en carecer de miedo, sino en superar el miedo. El chapulín colorado lo hacía siendo consciente de ser pequeño, tonto, débil, torpe, con todas esas deficiencias, pero sobre todo el miedo, que lo demostraba a cada rato, pero se enfrentaba al problema. Ese es un héroe.

Y gustó mucho y dije: "Lo dejo para que siga funcionando" y funcionó y fue el gran Chavo del 8, fue el gran hallazgo.

Yo dirigí con mucho rigor, efectividad, no fuerza, no abuso. Siempre traté a la gente bien. Recuerdo haber gritado en 25 años del programa, unas 3 o 4 veces.

Por ejemplo, una de mis hijas brincoteaba como el Chavo, con nervios. "Oye papá...!" y hacía así, esos pasitos. Otra de mis hijas repetía algo, que creo que lo hacían en su escuela cuando una cosa les daba molestia "Es que me da cosa" y se lo puse al Dr. Chapatín.

Mi problema con Graciela, mi primera esposa había sido la infidelidad, lo reconozco. Tal vez la actividad artística influyó mucho, yo andaba mucho de gira. nos separábamos. Muchas cosas así. La sigo queriendo, ya no es mi mujer, pero como una hermana la quiero mucho y la ayudo en todo lo que puedo.

- Yo que iba tan tranquilo acercándome al final de mi vida terrenal de pronto dudo, y vascilo. Es verdad que no hay asilo para el alma? que morir es dejar de existir? es decir, que la existencia no tiene la trascendencia que me dejaron intuir? No, eso no por favor. Yo con mi libre albedrío me atrevo a decir Dios mío que debe haber un error. Y perdóname Señor si con eso te incomodo, sin embargo de algún modo te lo tengo que decir, no me vayas a salir con que aquí se acaba todo...



1 comentarios :

  1. Les comparto mi poema, inspirado en el gran . . .

    CHESPIRITO

    “A mí, sí me simpatizas, . . . mi felicidad atizas”.

    Roberto Gómez Bolaños,
    sencillez baña tus años,
    Chespirito tu grandeza,
    espejo de fe, entereza.

    América te celebra,
    ingenio jamás se pierda,
    risas de generaciones,
    motivadas por tus dones.

    Destacaré tu faceta
    de actor, escritor, poeta,
    ser amo de la comedia,
    el chiste está en la tragedia.

    Compositor, director,
    de lo chusco eres rector,
    libretista empedernido,
    en Televisa tu nido.

    Vasto creador, talentoso,
    cómicos, canciones, gozo,
    te iniciaste en la radio,
    la cual se escuchaba a diario.

    Tu genio y amenidad,
    los brindas sin vanidad,
    creo que sin querer queriendo,
    me la paso siempre riendo.

    Gran Shakespeare de la comedia,
    es Chaplin tu enciclopedia,
    Charles Dickens y Mark Twain,
    en su memoria te traen.

    La che, en tu imaginación,
    letra inicial de “chin . . .”,
    dio vida al Chavo del Ocho,
    su inocencia dice “tocho”.

    Al Chapulín Colorado,
    chipote chillón amado,
    sí contamos con tu astucia,
    tu corazón no se ensucia.

    Que no panda el cúnico,
    tu talento es único,
    yo aprovecho tu nobleza,
    tu alma con su firmeza.

    Venciendo a villano vil,
    antenitas de vinil,
    pastillas chiquitolina,
    de honestidad, vitamina.

    A ti te siguen los buenos,
    también tus eternos sueños,
    el Chanfle si tiene efecto,
    yo no le encuentro defecto.

    Hasta la “chusma” es tu fan,
    eres más bueno que el pan;
    son muchos tus personajes,
    dignos de otros homenajes.

    Hijos de la amenidad,
    que no hablan leperadas,
    ¿recuerdas la vecindad?,
    te aplauden hasta las hadas.

    Torta de jamón, barril,
    sonrisas al mil por mil,
    el Quico, la Chilindrina,
    lista como golondrina.

    Don Ramón, Doña Clotilde,
    misterioso amor risible,
    gracejadas a raudales,
    el Profesor Jirafales.

    Dicha, gracia, ahí está,
    sin enojo, ¡ta, ta, ta!,
    no me olvidaré de Ñoño,
    ¿cómo ideaste al retoño?

    La escuelita tomó rumbo,
    Godínez, discreto alumno,
    la Popis que acusa a todos,
    Jaimito de buenos modos.

    Hay que evitar la fatiga,
    que viva el Señor Barriga,
    Bruja del Setenta y Uno,
    blanco humor como ninguno.

    Doctor Chapatín, un viejo,
    bolsita y abrigo añejo,
    tu comicidad es arte,
    ¿y el Chaparrón Bonaparte?

    Lucas Tañeda alelado,
    ya . . . dígame Licenciado,
    un recuerdo a “Los Caquitos”,
    que son muy simpatiquitos.

    Chómpiras, el Peterete,
    Botijas, vete al retrete,
    Chimoltrufia, la chimuela,
    al hablar ya ni la amuela.

    Tus parodias memorables,
    con actores entrañables,
    en tele y cine intocables,
    películas muy loables.

    Ya está, en la animación,
    El Chavo tu gran creación,
    saca tu mesa cuadrada,
    Supergenio, chispa alada.

    Que sepa Chente Chambón,
    trabajar es tu pasión,
    te cuida Doña Florinda,
    por siempre tu esposa linda.

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    México, D. F., a 05 de febrero del 2012.
    Reg. SEP INDAUTOR No. 03-2012-0306125808000-14

    ResponderEliminar

Hola! Soy Cintia Alviti y si te puedo ayudar en algo, te contestaré en este mismo artículo. Si no lo hago dentro de las 24 horas, es que no tengo respuesta a tu pregunta. No escribas datos personales ya que El Bazar del Espectáculo sólo brinda información y no pertenece a ninguna empresa que se haga mención. Los comentarios que tengan links serán suprimidos.

Loading...
Mi foto

Periodista de espectáculos. Conductora de radio. Crítica de Cine. Soy la única persona encargada de El Bazar del Espectáculo, incluído su diseño. Espero que sea de tu agrado :)
 
TOP